domingo, 14 de noviembre de 2010

Candy



I wanna dance all night long no stopping,
Ooo Come n getcha some come n getcha some, Candy
Ooo ooo Come n getcha some come n getcha some Candy
Ooo Come n getcha some come n getcha some, Candy
Ooo ooo Come n getcha some come n getcha CANDY

domingo, 7 de noviembre de 2010

MARVEL BUMPY RIDE


I wanna boom bang bang with your body yo 

Were gonna rough it up before we take it slow 
Girl lemme rock you rock you like a rodeo 
(Its gonna be a bumpy ride) 

I wanna pull you over, pull you under 

Make your body surrender to mine 

jueves, 30 de septiembre de 2010

domingo, 26 de septiembre de 2010

Sólo sígueme.


Algunas cosas que no queremos hablar, mejor hacer como si nada y simular una sonrisa, cayendo en un vacío de amor, una escena de su orgullo, juntos todo el tiempo. Tú nunca digas nunca mientras no lo sepamos, una y otra vez, mas jóvenes que antes. No me dejes ir.

martes, 14 de septiembre de 2010

Happiness

Hay que aprender a convivir con esos malos detalles del día a día, pero no permitir que te hagan estar triste ni un segundo. Vendrán momentos mejores y peores, es como lanzar una moneda al aire: puede salir cara o cruz. Sonríe, confía en la suerte y sé feliz.(:

domingo, 5 de septiembre de 2010

No le temo al fuego,

pero sí a las cenizas.

Hazlo eterno.

-Te veo muy triste, Arthur, pero no deberías estarlo. No estamos despidiéndonos. No paras de decirme que no piense en el mañana,así que aprovechemos este momento que aún nos pertenece.
-No lo consigo. Ya no sé vivir el momento sin pensar en el que seguirá. ¿Cómo lo consigues tú?
-Pienso sólo en los minutos recientes; son eternos.
Lauren decidió contarle una historia, un juego para distraerlo. Le pidió que se imaginara que había ganado un concurso suyo premio sería el siguiente: todas las mañanas, un banco le abriría una cuenta con 86.400 dólares. Pero como todo juego tiene sus reglas, éste tenía dos.
-La primera regla es que todo lo que no has gastado en el día, se te retira por la noche. No puedes hacer trampas, no puedes traspasar ese dinero a otra cuenta, tan sólo puedes gastarlo. Pero a la mañana siguiente, al despertar, el banco te abre otra cuenta con 86.400 dólares para ese día.
>>La segunda regla es que el banco puede interrumpir este juego sin previo aviso. En cualquier momento puede decirte que ha acabado, que cancela la cuenta y ya no te abre ninguna más. ¿Que harías?
Arthur no acaba de entenderlo.
-Pero si es muy sencillo, hombre, es un juego. Todas las mañanas, al despertar, te dan 86.400 dólares con la única condición de que los gastes durante ese día. Pues el saldo no utilizado se retirará cuando vayas a dormir. Pero ese don del cielo puede acabar en cualquier momento, ¿comprendes? Y la pregunta es : ¿qué harías si te encontraras en esa situación?
Arthur respondió espontáneamente que se lo gastaría todo en lo que le apeteciera y en hacer multitud de regalos a las personas que quería. Emplearía hasta el último céntimo que le diera ese ''banco mágico'' en llevar la felicidad a su vida y a la de los que lo rodeaban.
-Incluso a la gente que no conozco, porque no creo que pudiera gastar en mí y en mis allegados 86.400 dólares al día. Pero, ¿a dónde quieres ir a parar?
-Ese banco mágico lo poseemos todos -contestó ella-. Es el tiempo. El cuerno de la abundancia de los segundos que pasan.
>>Todas las mañanas, al despertar se nos abonan 86.400 segundos de vida en nuestra cuenta para ese día, y cuando nos dormios esa noche no hay suma y sigue; lo que no se ha vivido en el día se ha perdido, ayer acaba de pasar. Todas las mañanas se repite ese prodigio, se nos abonan 86.400 segundos de vida, pero jugamos con esa regla inevitable: el banco puede cancelarnos la cuenta en cualquier momento sin previo aviso; en cualquier momento, la vida puede acabar. ¿qué hacemos, pues, con nuestros 86.400 segundos diarios? ¿No son más importantes unos segundos de vida que unos dólares?
Desde el accidente, comprobaba a diario que muy pocas personas se percataban de lo que se cuenta y aprecia el tiempo. Le expuso entonces las conclusiones de su historia:
-¿Quieres entender qué es un año de vida? Pregúntaselo a un estudiante que acaba de suspender el examen de fin de curso. ¿Un mes de vida? Pregúntaselo a una mujer que acaba de traer al mundo un niño prematuro y espera que salga de la incubadora para estrecharlo entre sus brazos, sano y salvo. ¿Una semana? Que te lo cuente un hombre que trabaja en una fábrica o en una mina para mantener a su familia. ¿Un día? Háblale del asunto a dos que están locamente enamorados uno del otro y esperan el momento de volver a estar juntos. ¿Una hora? Pregúntale a una persona claustrofóbica encerrada en un ascensor averiado. ¿Un segundo? Mira la expresión de un hombre que acaba de salvarse de un accidente de coche. ¿Y una milésima de segundo? Pregúntale al atleta que acaba de ganar la medalla de plata en los Juegos Olímpicos, en vez de la medalla de oro para la que lleva toda su vida entrenándose. La vida es mágica, Arthur, y hablo con conocimiento de causa, porque desde que sufrí el accidente saboreo el premio que es cada instante. Así que, por favor, aprovechemos todos estos segundos que nos quedan.
Arthur la tomó entre sus brazos y le susurró al oído:
-Cada segundo contigo cuenta más que cualquier otro segundo.

Exceso de concentración inútil.

Voy a escribir algo profundo: subsuelo.

domingo, 29 de agosto de 2010

Dawn.


Magic.

"Magic is in all of us and in everyone who believes they can make beautiful things happen. It's in a first kiss, in fireworks, running with your boyfriend down the beach at midnight, screaming into the sky. It's falling in love and falling down the rabbit hole. It's in your dreams and imagination. We can all use magic."

Bambambam





Y sigo sintiendo que os echo de menos.

Te amo, te amo



...she says to me. I hear the pain in her voice, then we danced untherneath the candelabra. She takes the lead. That's when I saw it in her eyes: it's over.

  

Then she said te amo, then she put her hand around my waist. I told her no.
She cried te amo. I told her I'm not gonna run away, but let me go.



My soul hears her cry, without asking why, I said te amo, wish somebody tell me what she said. Don't it mean I love you. Think it means I love you. Don't it mean I love you.

H2O


Voy a coger carrerilla, soltarlo de golpe, mirarte de frente y confiar en la suerte.

lunes, 2 de agosto de 2010

ALORS ON DANSE

Así pues, bailemos.

3MSC


¿Tan feliz que puedes tocar el cielo con un dedo? No, mucho más. Al menos a tres metros sobre el cielo.

Sonríe,


merece la pena ser feliz.

Mister Rabbit


A veces las cosas más fuertes y maravillosas son aquellas que no podemos ver. Cantad una canción (pa pa papaparara). Belén, te quiero.

Suuuuuuummer


Cojo mi mochila, aquella que antes del 22 de junio sólo era ocupada por libros y altas calificaciones en exámenes y que ahora huele a arena seca, agua salada y paquetes de Doritos, mientras me precipito hacia el coche. Tengo ganas de reír, pasarlo bien en la playa y ocupar los espacios vacíos de mi cartera con maravillosos retratos de fotomatón. Quizás lo que necesitaba era una buena guerra de bolas de arena y agua entre amigas.

¿Te sientes Wildfox?


SOMOS WILDFOX.

Quizás...


...tan sólo nos quede reír.

Miedo.


Cuando tenga valor para volver a verte, te diré que tengo miedo de vivir sin volver a escuchar tus te quiero. Me da miedo de haberme equivocado alguna vez sin que jamás lo supiera y nunca más vuelvas a perdonarme. Me da miedo de que al mirar el móvil cien veces al día no encuentre una llamada tuya. De perder esa bonita sensación que solo se tiene cuando se está enamorada. Me da miedo de que te canses de ver mis ojos a la mañana siguiente o de que escondas esa sonrisa que tanto me gusta ver. Me da miedo también de ver películas de amor con final feliz, y de preguntarme por qué yo todavía no he tenido ningún final así contigo. Me da miedo de volver a dar pasos equivocados, de tropezar una y otra vez con la misma piedra , de odiarme a mí misma por no ser capaz de odiarte a ti , porque por más que quiera odiarte , no lo puedo evitar , te quiero.

sábado, 24 de julio de 2010

Go horse ridin'


Ir al paso se hace aburrido cuando has aprendido a trotar. Mi corazón sólo sabe galopar desde que te conoce y mis manos tiemblan como lo hacen las hojas de los robles en pleno vendaval cuando me miras diciendo te quiero. Quería creerte, es más, lo hacía. Nuestra melodía... I'm yours... Porque era como en las películas, que teníamos que tener una canción,¿verdad? Entonces, debería haber final feliz, ¿no? Eso sólo pasa en Disney... Yo no quise un final feliz porque simplemente no quería un final, sin embargo, a veces creo que tú no pedías ni un principio. ¿O quizás sí lo hiciste pero el argumento no te convenció? Puede que todo fuera culpa del actor principal o de la fecha de estreno. Maldito lunes 26 de octubre... De una forma u otra, llegaron los créditos. Tras 9 meses de largometraje, drama, sonrisas y besos, no de rozar el cielo con la punta de los dedos, sino de estar sumergidos en él, se me hace difícil comprender que esas largas tardes sentados en un banco del parque, hablando de esto y de aquello, sin prestar atención a las palabras dichas, puedan llegar a su fin. Quiero que sepas quién soy o quién era para ti, y a veces no quiero que recuerdes ni mi nombre. ¿Bipolaridad? No... Un trastorno peor: me he enamorado.