lunes, 2 de agosto de 2010

Suuuuuuummer


Cojo mi mochila, aquella que antes del 22 de junio sólo era ocupada por libros y altas calificaciones en exámenes y que ahora huele a arena seca, agua salada y paquetes de Doritos, mientras me precipito hacia el coche. Tengo ganas de reír, pasarlo bien en la playa y ocupar los espacios vacíos de mi cartera con maravillosos retratos de fotomatón. Quizás lo que necesitaba era una buena guerra de bolas de arena y agua entre amigas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario