domingo, 26 de septiembre de 2010

Sólo sígueme.


Algunas cosas que no queremos hablar, mejor hacer como si nada y simular una sonrisa, cayendo en un vacío de amor, una escena de su orgullo, juntos todo el tiempo. Tú nunca digas nunca mientras no lo sepamos, una y otra vez, mas jóvenes que antes. No me dejes ir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario