martes, 17 de mayo de 2011

Enfoque

Es hora de que nadie sea ninguno

ni un nombre, ni un número, ni un código telefónico,
solo las paredes conocen tu lado oscuro,
mi lado oscuro, hoy mi futuro es tuyo,
tres treinta volátil, siento la tormenta,
se acerca ágil dándome la vuelta
parece fácil para darse cuenta de lo frágil
de hacerlo mágico tu y yo, siempre, la mejor vuelta.

2 comentarios: