domingo, 19 de junio de 2011

Lo importante, como para todo, es no tener prisa

 La acción verdadera surge de la paciencia, y la paciencia consiste en esperar. Quien no sabe esperar, no se muestra paciente y pierde la oportunidad de pasar a la verdadera acción.
 Cada dos o tres minutos me inclino hacia delante y coloco otro madero en el fuego. El fuego es casi silencioso, solo crepita de vez en cuando, y algunas chispas blancas se disparan hacia lo alto. Si todo fuera tan sencillo como alimentar el fuego, todos estaríamos sentados delante de una chimenea, inmersos en un estado de dicha. 
Imagino que estoy sentada en un tren recorriendo un trayecto que se compone de días y semanas que pasan volando. El tren no se detiene. Los meses pasan en un silbido, los años pasan tronando. Siento el eco en mi cabeza. Me tira de la cara, y la velocidad dificulta cualquier movimiento, porque el tiempo quiere que le presten atención siempre.
Y mientras contemplaba llena de nostalgia el nuevo día, tuve de pronto una sensación extraña. Era una de esas sospechas que pueden ser provocadas por cualquier cosa: por el silencio entre dos canciones, por el carraspeo de un camarero, por el ruido de las patas de una silla o el silencio que surge cuando alguien se enciende un cigarrillo y exhala el humo.
He leído en alguna parte que todos los seres humanos están conectados. Ya sea mental, física o genéticamente. Las aversiones y las simpatías sin justificación aparente se remiten a ello. Todos tenemos desde nuestro nacimiento un pasado que nos acompaña durante toda nuestra vida. No importa adónde. Y del mismo modo en que todos estamos conectados, también los acontecimientos tienen una conexión entre sí. Nada ocurre sin un sentido.

Después

"En la oscuridad de tus pensamientos quisiera ser una luz."
No tengo ni idea de quién ha escrito esa frase. Sólo recuerdo la nota que un día apareció fijada a la pared de la cocina.
"En la oscuridad de tus pensamientos..."
Quiero que alguien salga del bosque e ilumine mi rostro con un rayo de luz. Ser visto puede ser tan importante... Da igual por quién... Cada día desaparezco más en mí misma.
"Quisiera ser una luz..."
Me tambaleo, y a cada paso me vuelvo más insegura, cambio de rumbo, me muevo en círculos. Pero lo que no hago es detenerme. Detenerse está totalmente descartado. Dieciséis horas se reducen a dieciséis minutos cuando una va por ahí sin rumbo. Los límites de la propia percepción empiezan a deshacerse, y todo deja de tener sentido. Hasta el sueño pierde su significado. Quisiera que apareciera una luz en la oscuridad de mis pensamientos. Pero no hay luz alguna. Solo me quedan los pensamientos.

We are love

Don't let it fall in deaf ears. Now it's clear, we have seen heaven from here
Sin partir. Sin maletas. Sin mapas ni planos. Porque en el amor los caminos y el paisaje se descubren cada vez. Porque nadie te los enseña. O quizá sí. Y su respiración te guía. Te dice dónde girar. Dónde aminorar. Dónde detenerse... Y a partir de ahí, de nuevo sin miedo. Parece que de repente la vida tiene sentido y que todo cuanto has hecho hasta hoy ha servido precisamente para llegar hasta allí. A ese nuevo paraíso. Destino: felicidad.

Dicen que cuantos más enemigos, más honor.





Pero, ¿sabes una cosa? Para hacerse un enemigo no se necesita nada. Mejor dicho, hasta es fácil... Basta con ser idiota. En cambio, el verdadero honor estriba en saber hacerse un amigo. Tienes que querer, ser querido, currártelo, ser leal... y eso es mucho más difícil. Más trabajoso. Pero también es mucho más hermoso.

Starry Night

Todo parece recuperar el mismo paso de siempre. Tum. El mismo ritmo. Tum. Tum. Las mismas charlas. Tum. Tum. Tum. Y, de repente, todo aminora el paso. Y parece tremendamente inútil. Miras alrededor. Ves a todos. Gente que habla. Gente que ríe. Camareros que se mueven. Tanto ruido, pero sin ningún ruido verdadero. Silencio. Es como si flotases, como si faltara algo. Y te das cuenta. Ya no está. No está aquel motor. El verdadero. El que hace que todo avance hacia delante. El que te hace ver las gilipolleces de la gente, la estupidez, la maldad, y tantas otras cosas y muchas más pero en su justa medida. Ese motor que te da fuerza. Rabia. Determinación. Ese motor que te da un motivo para volver a casa, para alcanzar la meta final. Ese motor que, después, decide hacerte descansar justo entre sus brazos. Fácil. Mágico. Perfecto. 
Ese motor amor. 
El ser humano se adapta a todo. Supera el dolor, cierra historias, empieza de nuevo, olvida, hasta consigue sofocar las más grandes pasiones. Pero a veces basta con nada para comprender que esa puerta nunca se cerró con llave. 

domingo, 12 de junio de 2011

Strip me

Cada día por lo que lucho es por mis futuros algos. Un millar de pequeños premios. Tengo que elegir entre poder pasar toda una vida ganando cosas que no necesito. Es como perseguir un arco iris y regresar a casa vacía. Cállame pero gritaré. Solo soy una voz en un millón pero no me vas a quitar eso. No necesito un micrófono para decir lo que he estado pensando. Mi corazón es como un altavoz que está al límite.

domingo, 5 de junio de 2011

Time to wake up in every nation

Go and feel the vibration that takes me away. My people stand up to fight desperation as we're raising, raising, until the break of day. I will lift it up, we can still it up, feel the love around when the sun comes down. If I give it up because we're raising up like the sun, so hold on. Come and share my dream. No facing, no fighting. My love's like deep shining all over the way. My people get off to join this foundation as we're raising, raising, until the break of day. Open up your heart and you can se that we can hold on. The road is clear so gather all your friends around and take them one by one by the hand to a peaceful lovely place.

sábado, 4 de junio de 2011

Warmness on the soul

And that feeling of doubt it's erased. I'll never feel alone again with you by my side, you're the one and in you I confide. And we have gone through good and bad times but your unconditional love was always on my mind. You've been there from the start for me. And your love's always been true as can be. I give my heart to you. I give my heart, 'cause nothing  can compare in this world to you.

miércoles, 1 de junio de 2011

Las personas deberíamos aprender a decir lo que sentimos

Hay muchas cosas que no nos gustan de los demás pero tampoco podemos cambiarlo. Si quieres a alguien... Si quieres querer a alguien, lo harás con sus defectos y sus virtudes. Y yo nos quiero.