domingo, 7 de octubre de 2012

Stuck in my body

Nos atacamos el uno al otro como si estuviésemos en guerra. Sabemos que no podemos seguir así; pero aquí vienes otra vez, haciéndome quererte. Y, aunque mi mente susurre "no", mi corazón grita "sí". Y, aunque intente pararte, tus labios respiran mi aliento. Así que dejo de pensar y nos grabamos en nuestros cuerpos. Y, aunque me despierte satisfecha y culpable a la vez, te amaré una noche más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario