miércoles, 10 de octubre de 2012

Todo sucede por alguna razón

Vivamos todo esto como si estuviéramos soñando con los ojos abiertos. Tal vez sea un camino largo, quizá no sea fácil, puede que surjan dificultades, pero debemos tener paciencia para aceptarlas cuando no podamos hacer otra cosa y fuerza para superarlas cuando sea necesario. Un cambio a veces provoca otros cambios. A todos nos gustaría volver atrás, todos tenemos al menos una cosa que arreglar. Pero no se puede. Hay que vivir con los remordimientos. Solo podemos olvidarlos o asumirlos. Hacer algo que te permita sentirte mejor. Pero no podemos culparnos por algo que tal vez hubiera ocurrido de todos modos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario